El Centro Nacional de Volcanología o Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) es una entidad demandada unánimemente por el Senado (02/11/2005), el Parlamento de Canarias (11/01/2006) y el Congreso de los Diputados (02/12/2009) que tiene por finalidad contribuir a la mejora de la gestión del riesgo volcánico en España (dígase Canarias; la única región volcánicamente activa del territorio nacional con riesgo volcánico), y la optimización de la gestión de los numerosos beneficios que conllevan convivir en un territorio volcánico (recursos geotérmicos, geoturismo, etc.). Su misión y visión tienen como propósito el contribuir al desarrollo sostenible de Canarias así como de otras regiones volcánicas.

Parte de las acciones desarrolladas por el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) son cofinanciadas por el Marco Estratégico de Desarrollo Insular (MEDI) 2016-2025 del Cabildo Insular de Tenerife y por el Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN) del Gobierno de Canarias.